La filial malagueña del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo ha iniciado su andadura este miércoles, 25 de marzo, en la ciudad de la Costa del Sol con una exposición que recorre cinco siglos de pintura y que alberga el edificio de Tabacalera, cuyas obras de adaptación (centradas en la planta superior del pabellón que ocupa el Museo Automovilístico y la construcción central que preside la fachada marítima del complejo) han sido realizadas por la constructora IELCO.

El nuevo equipamiento cultural, con 7.500 metros cuadrados y un presupuesto de 319 millones de euros para sus primeros 12 años de vida, contempla tres exposiciones al año: una anual y dos temporales. De tal modo, se presenta al público con una colección que va de los iconos a los grandes nombres de la vanguardia y una muestra temporal en torno al promotor de los Ballets  Rusos, Sergei Diaghilev.