Amoxil online, cheap price, read more.

Cuando se habla del actual desplome del sector inmobiliario es inevitable echar la vista atrás, hasta 1993. La presidenta de la constructora malagueña IELCO, Ana López Caparrós, vivió de primera mano aquellos años, de los que recuerda cómo las viviendas no se vendían y las promotoras no pagaban a las constructoras. Asegura que los intereses bancarios eran altos, pero no había restricciones en las concesiones de créditos a compradores, promotores o constructores, una situación que, asegura, “es la que ahora está asfixiando al sector de la construcción”.

Caparrós ahonda en otra de las diferencias, “no hay obras privadas evidentemente, pero tampoco el sector público está ayudando a la pyme que es la que realmente crea riqueza para más trabajadores, ya que, de las obras que licita, el 80 por ciento se adjudica a las grandes firmas”, explica. “Las que estamos saneadas ya mismo tendremos (si no lo estamos haciendo ya), que tirar de reservas para mantener aunque sea de forma reducida la estructura de plantilla que tantos años nos ha constado encontrar y formar”, lamenta Caparrós.