La constructora IELCO, encargada de las obras, trabajaba ayer a marchas forzadas para terminar los últimos metros de solería.