La apertura del Centro Náutico ha supuesto la consolidación del puerto de Benalmádena y permitido la potenciación de las actividades náuticas.