La constructora malagueña IELCO empieza a sacar réditos a su decidida apuesta por Oriente Medio y sobre todo por Catar, país que en 2022 albergará los Mundiales de Fútbol, un evento que situará al emirato en el punto de mira global.

El grupo presidido por Ana López Caparrós ya ha logrado varios contratos a través de IELCO International, participada en un 51% por un importante jeque de la familia Al-Thani, una singularidad accionarial obligatoria para operar en este territorio.