Cuestiones como la calidad, el respeto al medio ambiente y la mejora de la seguridad y la salud laboral se están convirtiendo cada vez más en las principales apuestas de las grandes empresas.

La garantía de un buen trabajo se hace fundamental ante un público cada vez más exigente, ya sea interno o externo. Sin embargo, la incorporación de las organizaciones a la cultura de la calidad sigue un proceso lento en el que sólo se han embarcado hasta ahora 171 empresas de nuestro país.

IELCO es una de estas compañías que tratan de ver reconocida la excelencia de su trabajo, una filosofía que la ha llevado a convertirse en la primera constructora de Málaga que cuenta con tres certificados oficiales de AENOR.

Desde su creación en 1988, IELCO se ha especializado en los campos de la obra civil y la edificación, tanto en el sector público como en el privado. Destacan algunos de sus proyectos por su notoriedad y su relevancia para el conjunto de la sociedad malagueña como la renovación de la calle Marqués de Larios, una vía emblemática de la ciudad, o la construcción del Club Náutico de Benalmádena.