Más de medio centenar de operarios están trabajando sin descanso para que mañana lunes, la calle Larios vuelva a cobrar su esplendor con su apertura total al tránsito de peatones, después de siete meses de obras.